escucha el vivo

Instalar Flash Player

miércoles, 10 de abril de 2013

Corazones Heroicos


En el libro de jueces se relata la historia de Gedeón y una nación asolada por sus enemigos, la biblia cuenta cómo Israel era asolada por los pueblos de Madián y Amalec: "Y acampando contra ellos destruían los frutos de la tierra[...] y no dejaban qué comer en Israel[...], venían a la tierra en gran multitud como langostas[...] así venían a la tierra para devastarla."  La nación empobrecía y sus habitantes huían a los montes para refugiarse en las cuevas. En este contexto, un hombre se había quedado atrás con el objetivo de almacenar alimento para que la población no muriese de hambre. Quiero que lo veas de este modo, un solo hombre recogía lo que podía de la cosecha para que otros tuvieran qué comer, fue el último en dejar el terreno cuando ya el resto se habían ido, sabía que muy pronto la cosecha volvería a desaparecer a manos de los invasores, sin embargo esta vez intentó cambiar el resultado, al menos mínimamente.

Dios intervino en la historia buscando a un hombre valiente que pudiese hacer frente al gigante que estaba empobreciendo a la nación, El enemigo principal ni siquiera eran los madianitas o los amalecitas, era el desánimo, el fracaso que se reiteraba una y otra vez. Trata de ponerte en su lugar, sembraban durante meses con la expectativa de una gran cosecha pero vez tras vez mirando al horizonte veían avanzar al enemigo, Refugiarse fue la opción fácil, para un pueblo molido en su espíritu no queda luchar, no les pidas que se esfuercen una vez más, sólo quieren que alguien les devuelva la esperanza y allí estaba un hombre, no era un soldado, sólo alguien que creyó que podría pelear un round más a pesar de conocer el resultado, éso captó la atención de Dios y el resto es historia conocida, Gedeón pasó a la historia como un héroe de la biblia, su rótulo fue "esforzado y valiente".

La definición de valentía que la biblia da no tiene que ver con el número de tus triunfos, sino con una pequeña cantidad de fe para intentarlo de nuevo aunque tu espíritu este llegando al punto de quiebre y sólo quieras desistir. Tal vez seas una madre soltera peleándote con la vida para que tus hijos sean hombres y mujeres de bien, quizá estas luchando contra la enfermedad que llegó un día y se instaló en tu casa, quizá eres de aquellos que luchan por la santidad, por ser buenos esposos en un mundo donde la infidelidad es moneda corriente, luchas con la incomprensión, la soledad, quizá el desánimo ha drenado tus fuerzas... Es en este punto donde Dios desea recordarte que él no te ha abandonado y para él eres de los valientes que transforman su realidad día a día, corazones heroicos con la capacidad de llegar a su destino porque nunca se rindieron.

Lord Alfred Tennyson, gran poeta inglés, definió a los hombres y mujeres que luchan en unas pocas estrofas magistrales: "Aunque mucho se ha gastado, mucho queda aún, y si bien no tenemos ahora aquella fuerza que en los viejos tiempos movía tierra y cielo, somos lo que somos: corazones heroicos de parejo temple, debilitados por el tiempo y el destino, mas fuertes en voluntad para esforzarse, buscar, encontrar y no rendirse."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, comenta con responsabilidad y respeto. Lectores, agradecidos.

estudio de radio

estudio de radio